Equipaje

¿Es mejor llevar maletas para moto duras o alforjas blandas?

Cada tipo de maleta tiene sus pros y sus contras y porque como casi todo en la vida, tenemos la oportunidad de elegir la que más y mejor se ajuste a nuestros requerimientos y presupuesto, por eso, en esta guía rápida te contamos de manera detallada, las ventajas y desventajas:

 

¿Mejor cajuelas para moto de plástico o metálicas?

Por lógica se deduce que las metálicas son las más seguras en cuanto a evitar que alguien por ahí en una parada, mientras disfrutamos de una fría birra y un paisaje idílico, le de por meter la mano, o pasar la cuchilla por el Dry Bag para expropiarnos lo que pueda, y de paso amargando y complicándonos seguramente el rato (aunque eso son historias para contar después a los amigos, con más birras obviamente), también son las que mejor pueden proteger nuestro equipaje en caso de una caída, puesto que aguantan mejor los golpes, sus sistemas de anclaje suelen ser muy seguros de forma que no se nos vaya a caer la maleta por ahí en medio de la nada, pero son también las más pesadas (no una buena opción si voy en moto pequeña), son las más incómodas de cargar al bajarlas de la moto y, suelen ser susceptibles a permitir ligeros ingresos de agua cuando se desajustan y por su peso tienden a adquirir vibraciones luego de unos buenos kilómetros de recorrido.

 

¿Y qué tal los baúles para moto plásticos?

Pues son tan seguras como las metálicas a la hora de evitar que el ladronzuelo de paso quiera romper la cerradura, son más livianas y eso es un plus muy grande, particularmente en motos de baja cilindrada, no suelen tener problemas de impermeabilidad, no se desajustan tanto al no ser tan pesadas, hoy día son muy resistentes a impactos, sin que aguanten tanto como las otras, y tienen además a favor que son, en caso necesario, fáciles de reparar, tienen muy buena capacidad de carga y suelen ser más sencillas de transportar a la hora de bajarlas de la moto.

Baules para Moto plásticos

 

¿Y las alforjas para moto semi rígidas?

Toma por ejemplo las maletas de la línea EVA de TEREK, a medio camino entre los DRY BAG y las maletas plásticas, con la capacidad de expandirse, son muy livianas y resistentes a la abrasión, naturalmente hay que tomar mayores precauciones a la hora de dejar la moto desatendida en algún punto en que no nos sintamos del todo tranquilos, pero existen formas de hacer las cosas más complicadas a los amigos de lo ajeno en caso que las quieran abrir, porque que logren bajarlas de la moto es otro cuento muy distinto, gracias a que los anclajes que usan para asegurarse a los herrajes de la moto nada tienen que envidiar a los de otras maletas más duras.

Alforjas para Moto

 

Por último, los DRY BAG (conocidas como bolsas para moto o maletines impermeables),

sin duda las maletas más blandas y livianas, se pueden montar en cualquier moto sin necesidad de herrajes o soportes específicos que adicionen peso y hagan ver la moto como lista para Mad Max, hay que tener cuidado a la hora de asegurarlas, porque sí tienen la tendencia a ir aflojándose con la vibración y los movimientos de la moto y como maluco tener que sacar la maleta de entre la llanta trasera y el guardabarro, pero en el caso de salidas cortas, hasta de una semana por ejemplo, son los más funcionales y gracias a los sistemas de cierre y las válvulas de alivio que traen la mayoría, protegen muy bien tus artículos contra el agua y los podés ajustar al tamaño de lo que llevas. Eso sí, no se la llevan muy bien con la abrasión, ni con el calor excesivo, por lo que hay que fijarse bien de montarlo evitando que haya fricción entre el material del bolso y una superficie rígida, o que quede tocando el escape, y pues en caso de caída, ojalá que bajo ninguna circunstancia toque el asfalto porque… no hace falta entrar en detalles.

Maletas Blandas Alforjas Dry Bag Impermeable

¿Es mejor Equipaje Grande o Pequeño?, ¿Empacar Mucho o Poco?

No nos engañemos, está bien que no hay que ser superficiales y andar por ahí juzgando cosas solo por su apariencia, pero también es cierto que una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa, es decir, una semi automática con maletas metálicas se ve fuera de lugar, tanto como una mega moto de esas nuevas y cargada de gadgets electrónicos se ve, digamos no muy bien, con maletas laterales de 15 litros de capacidad.

Esa es una forma de verlo, la otra, más sensata y menos polémica, es ver las cosas desde un enfoque orientado más a la practicidad sin dejar de lado el resultado estético del conjunto.

Sea de la marca que sea, una moto se ve limitada en sus capacidades de carga básicamente por el desplazamiento de su motor (pongamóslo en caballos de fuerza), y la parte ciclo, conformada por la rigidez (o falta de esta del chasis), capacidad de carga de sus suspensiones y potencia de sus frenos. En otras palabras, a más potencia y mejor parte ciclo más capacidad de carga con menor pérdida de seguridad y comodidad para el o los ocupantes de la moto. Con esto no inferimos de ninguna manera que solo en moto grande se puede viajar, sería contradecir lo que anunciamos en el artículo introductorio de esta serie, y ejemplos abundan de personas viajando en motos pequeñas, de 50cc por ejemplo, cargados hasta donde puedan; lo que no se ve en las fotos es todo el exceso de trabajo a que se someten esas motos cuando se les carga como si fueran mulas de arrieros, y con ese exceso de carga viene un incremento en el riesgo de sufrir mecánicas, el desgaste exagerado de piezas como pastas de freno, kit de arrastre, etc., y por supuesto, el aumento de riesgos para el/los ocupantes además de la incomodidad a la que se deben someter.

Royal Enfield Himalayan 400

¡Menos es Más!, especialmente para motos pequeñas…

Existe una regla de oro entre los viajeros en moto (que unos cuantos omiten, también es cierto), esa regla dice: “Menos es más”. Entre menos cosas lleves, más vas a disfrutar, más despreocupado vas a estar, más cómodo y más seguro vas a ir, y esta máxima aplica para todos los cilindrajes, pero particularmente para las motos pequeñas en las que el peso y su limitada capacidad de carga son aspectos determinantes para tener un buen viaje. Para estas motos, lo esencial son los Dry Bags y/o un top case plástico, unas maletas laterales grandes, plásticas o peor aún metálicas, generan un lastre demasiado grande para la máquina y, todo hay que decirlo, la moto se ve desproporcionada.

Tank Bag para Moto

 

Si tu moto lo puede, ¿por qué no tener la comodidad de tener tus cosas a la mano?

Del otro lado están las motos medias/grandes, capaces de soportar cargas más grandes y pesadas sin detrimento mecánico ni en la comodidad para sus ocupantes, sin embargo, la máxima del viajero también aplica acá, “menos es más”, aunque eso no implica montar unas mini maletas laterales en las que solo cabe la pinta para la piscina y un cepillo de dientes, tampoco pensamos que sea cosa de montar lo más grande disponible en el mercado, sea en los laterales o en la parte posterior. Un simple Dry Bag puede funcionar perfectamente en casi cualquier moto, mientras que un top case de 52 litros puede verse como un asador portátil cuando se monta sobre una máquina de estilo deportivo, sin importar que tan lujoso o refinado sea el diseño de la maleta.

Baules laterales para moto

Practicidad ante todo, pero también algo de buen gusto son fundamentales a la hora de equipar tu moto con el equipaje (valga la redundancia) adecuado, no solo por el resultado estético, sino por la diferencia que puede hacer en cuanto a la calidad del viaje, la comodidad y la fiabilidad mecánica de tu moto.

 

¿Cuánto puedo llevar de carga o peso sobre mi moto?

Una obviedad: las motos tienen dos puntos de apoyo sobre el piso. De esa característica se desprenden muchas cosas, entre ellas, por mencionar unas pocas, se desprende el baile en que se convierte el rodar por una carretera de curvas, también el que para mantenerla sobre esos dos puntos de apoyo sea necesario jugar constantemente con no pocas leyes de la física, algunas que conocemos y otras que no, implica además, que desarrollemos la capacidad de saber llevar y acomodar de la manera más eficiente las cargas que suponen el equipaje con el cual vamos a viajar.

Seguramente habrás escuchado por alguna parte el concepto de “centro de masa” o “centro de gravedad”. Este centro es más un punto y es aquel hacia el que se concentran los pesos de la moto, generalmente está dado por el motor (que es el componente más pesado en la motocicleta) y su ubicación, por eso en la mayoría de motos, los demás elementos que le siguen en peso, tienden a estar lo más cerca posible, como la batería, por ejemplo. De esta forma, y en combinación con otros aspectos como geometría de chasis, tarado de suspensiones, etc, se trabaja en obtener una repartición de pesos que, haga más segura la moto, más o menos ágil para entrar a las curvas, o más estable en línea recta.

Como cambia la moto con una maleta atras

Otra obviedad: El centro de masas y la repartición de pesos es completamente distinta según el tipo de motocicleta, las de calle, digamos son las más convencionales con el motor tirado hacia el frente y una buena concentración de pesos cerca a él, las scooter cambian completamente por el motor tirado hacia la parte centro/posterior y las moped, o semi automáticas, juegan con una carga muy central y un tren delantero que tira más hacia el ir ligero.

Esta variedad de configuraciones determina el “carácter” de la moto y la forma en que esta se desempeña en las variadas condiciones del camino, y en cómo responde a las fuerzas a las que es sometida, aceleración, frenada, cambios de dirección y demás.

¿Dónde debo empacar las cosas más pesadas?

Por toda la carreta de arriba es que resulta importante saber dónde y cómo distribuir el peso/equipaje que vamos a llevar bien sea en un viaje o para un desplazamiento urbano. Ahora, sin necesidad de complicarnos demasiado las cosas, la regla fundamental es la siguiente: el peor punto para poner una carga adicional en la moto es en la parte posterior, al hacerlo estoy poniendo peso en el punto más alto y lo más lejos posible del centro de masas en la mayoría de motos. ¿Entonces los bauleros superiores no sirven?, ni más faltaba. Pero ¿has notado que la carga máxima son 10 kilos? Y eso solo en los más grandes, porque en los demás las cargas son de 5 kg generalmente. Que al maletero trasero le quepan un montón de cosas no implica que todo haya que llevarlo ahí; lo ideal es dejar las cosas más ligeras para llevar ahí, y por ninguna razón sobrepasar el límite de carga. Las cosas más pesadas, como herramienta o repuestos, deben ir lo más centrado posible.

Este tipo de repartición de cargas se puede replicar hasta donde sea posible en cualquier moto, sea de calle, de turismo, deportiva, automática o semi automática, y por supuesto, es más fácil decirlo que hacerlo, pero vale la pena tomarse el tiempo, si vas a llevar mucha cosa, de encontrarle el puesto a cada cosa, afortunadamente hoy día contamos con muchas opciones de maletas, estuches y demás accesorios para guardar cada cosa en su lugar y ubicarlo de forma segura sobre nuestra motocicleta, teniendo en cuenta las características que mencionamos en el inicio de este artículo.

 

To Top